Oficinas para casa del deporte y juventud

Navarra

La nueva organización del edificio es capaz de albergar el programa propuesto incorporando un sistema de distribución abierto y flexible que permita la adaptación de las distribuciones a los cambios de programa que se puedan producir en el futuro. La renovación de la fachada pretende solucionar los problemas de mantenimiento y limpieza.

El proyecto incorpora una considerable mejora de la adecuación pasiva del edificio mejorando la estanqueidad y el aislamiento. Se ha tenido especial cuidado con la tipología de los acristalamientos que permitan un efectivo control solar, y se garantiza una buena iluminación natural y una efectiva ventilación en todas las zonas.

Los materiales empleados responden a criterios funcionales de máxima durabilidad y mínimo mantenimiento, además de criterios estéticos de calidad, calidez y modernidad.

0
meses de duración
+
0
metros cuadrados de superficie construida
0
renovación total de la imagen, dotando al edificio de un carácter más emblemático en el que se incorpora de forma clara la función del edificio como dotación complementaria al deporte